PREGUNTAS FRECUENTES

Acreditación de empresa instaladora autorizada por el fabricante para montar su sistema de protección.

Según la EN 365/2005

Memória técnica de montaje que incluya:

Certificado de conformidad de CE tipo, por un laboratorio externo con capacidad para certificar según la norma.

Nota de cálculo de ensayo donde se tengan en cuenta los esfuerzos, flecha, tensión y demás variables concretas de esa línea de vida.

Manual de usuario final.

Equipos de Protección Individual necesario para el buen uso del sistema instalado.

Instalar una linea de vida casi siempre es mejor ya que permite el desplazamiento del operario con total libertad y además en muchas permiten la utilización de más de un usuario.

Si instalamos un seguido de anclajes en la misma horizontal, a simple vista parece más económico e igual de seguro, pero en la práctica comportaría el tener que utilizar un cabo doble para desplazarse enganchándose y desenganchándose de estos anclajes, siendo casi imposible trabajar o acceder al lugar deseado ya que cada anclaje es para una sola persona.

Estudiando cada caso lo más habitual es instalar carriles de trabajo homologados según la EN 795 Clase D, estos ofrecen una casi nula deformación del sistema e impiden que el usuario llegue a tocar al suelo.

Según la ley de prevención de riesgos laborales 31/1995 en su artículo 15 dice que se deben de anteponer las medidas colectivas a las individuales.

El montaje de una linea de vida no garantiza cubrir toda la zona de transito o trabajo.

Dependerá de la deflexión del sistema, los equipos de protección individual específicos a utilizar para dicho sistema y si el diseño a contemplado el efecto péndulo.

Si nos remitimos al RD 486/97 Adecuaciones lugares de trabajo, indudablemente SÍ: gerente, responsables de mantenimiento, responsable de prevención, encargados, etc.

Extracto de RD/486/97

Las dimensiones de los locales de trabajo deberán permitir que los trabajadores realicen su trabajo sin riesgos para su seguridad y salud (…)Deberán tomarse las medidas adecuadas para la protección de los trabajadores autorizados a acceder a las zonas de los lugares de trabajo donde la seguridad de los trabajadores pueda verse afectada por riesgos de caída, caída de objetos y contacto o exposición a elementos agresivos. Asimismo, deberá disponerse, en la medida de lo posible, de un sistema que impida que los trabajadores no autorizados puedan acceder a dichas zonas. (…)Las zonas de los lugares de trabajo en las que exista riesgo de caída, de caída de objetos…o de contacto o exposición a elementos agresivos, deberán estar claramente señalizadas”.